El pasado  3 de octubre se entregaron los premios Cosmetorium, que en su primera edición se dividierón en dos categorías: Premio a la Innovación y Premio a la Sostenibilidad.

Las empresas expositoras ganadoras fueron:

Symrise

PREMIO A LA INNOVACIÓN

Nombre de la formulación: SymBrightTM

Categoria del producto: Activo natural.

Zona de aplicación: piel (todo el cuerpo pero principalmente rostro).

Forma física: Polvo blanco soluble en aceite.

Mercado target: Hiperpigmentación de la piel. Aquellos que buscan tono de piel unificado y una solución natural.

Razón de la innovación: En nuestro programa de investigación sobre el efecto del exposoma (UVA, UVB, IR, luz visible, polución, tabaco, temperatura, bacterias, estrés) en la pigmentación de la piel, se ha desarrollado un activo natural que protege la piel de la formación de manchas oscuras inducidas por el exposoma. El activo en cuestión es el sclareolide, capaz de modular la comunicación-respuesta a agresiones externas y preservar la luminosidad de la piel.

El equipo de Symrise junto a Ana Rocamora, presidenta de la SEQC

Amita Health Care Iberia

PREMIO A LA SOSTENIBILIDAD

Nombre de la formulación:  Celus-BI® Light Ester

Categoria del producto: Agente emoliente biodegradable con un valioso rendimiento y de bajo impacto ambiental. Procedente de cultivos europeos renovables.

Zona de aplicación:  Skin care, toiletries y make-up.

Forma física: Liquido aceitoso claro.

Mercado target: Es una innovación excepcional en el cuidado de la piel gracias a una agradable textura y sensación de piel. Es adecuado para la protección frente al sol y para el maquillaje, debido a sus excelentes propiedades de solubilización, dispersión de filtros UV y pigmentos.

Razón de la sostenibilidad: Hoy en día, varias clases de ésteres están en el ojo de las tormentas debido a su origen de la cadena alimentaria y la adquisición de este tipo de aceites está destruyendo los bosques. Para evitar esto, los productores de ésteres tienen dos opciones diferentes: reducir el impacto ambiental mediante el uso de aceites vegetales de una cadena de suministro controlada, o producir a partir de diferentes fuentes. Celus-BI® da un papel principal a la eco-sostenibilidad del producto. 450 ha en el noroeste de Cerdeña (Italia) y con la participación de más de 50 agricultores locales, que se espera que aumenten en gran escala hasta 3,5 kha, centrando el esfuerzo en la aplicación de técnicas agronómicas sostenibles. Una planta industrial completamente convertida en “química verde” permite la creación de ácido pelargónico de alta pureza (superior al 98%) a partir de extracto de semilla de cardo, cultivado localmente en tierras marginales. El resultado es 100% sin competencia alimentaria y un completo respeto del medio ambiente.

El equipo de Amita Health Care Iberia junto a Juan Lemmel, vicepresidente de la SEQC